Compartir en:

Cuidar del planeta no es asunto sólo de los gobiernos o de las grandes empresas, las acciones individuales tienen un gran peso a la hora de proteger el medio ambiente. Y, aunque no lo creas, para contar con un hogar sostenible, no es necesario gastar mucho dinero o realizar grandes obras.

De hecho, no importa si tu piso es de alquiler o si tienes tu casa en propiedad. Tampoco si vives en el campo o en la ciudad e incluso si tienes más o menos dinero dispuesto para realizar obras. En cualquier circunstancia se pueden hacer diferentes reformas para reducir nuestro impacto ambiental.

Desde hacer un uso responsable del agua y la energía hasta comenzar a usar productos biodegradables para tu hogar, hay muchas cosas sencillas que pueden implementarse.

Reformas sin obras para tu hogar sostenible

Estas obras puedes hacerlas tanto si vives en tu propia casa como si vives en un piso de alquiler porque son sencillas y no requieren un gran esfuerzo.

Puedes comenzar por cambiar las bombillas de tu casa y optar por bombillas LED. También es buena idea cambiar los electrodomésticos por unos de bajo consumo energético, con eficiencia A o A+.

Los dispositivos que regulan la presión en los grifos favorecen un uso racional del agua, e instalarlos no es caro ni complicado. La oferta es amplia y hay para elegir: limitadores de caudal, grifos temporizados, termostáticos, etc.

Otra buena idea es preferir las cisternas de doble carga para así gastar tan solo el agua necesaria.

Cuando uses sistemas de climatización recuerda programarlos a una temperatura adecuada. Para la calefacción es recomendable programarla entre 19 y 21ºC, para los aires acondicionados . Si tienes aire acondicionado, la temperatura ideal debería estar entre los 24 y 26 ºC.

También puedes cambiar las válvulas de los radiadores: instalando unas termostáticas podrás regular la temperatura independientemente en cada habitación.

Otras reformas

Ahorrar energía es también saber administrarla, y lograr un correcto aislamiento es el primer paso. Si la casa o el piso ya están construidos, hay maneras de corregir ciertas fugas para que tu hogar sea aún más sostenible.

Por ejemplo, puedes revestir las paredes de ciertos materiales (podrían significar algún tipo de obra) como lana de roca, corcho, fibra de vidrio, guata, con el objeto de aislarlos y que no se pierda el calor.

Si notas que hay corrientes de aire, coloca en las persianas espuma de poliuretano biodegradable, eso las sellará.

Reformas con obras o algunas obras

Colocar paneles solares en el techo reducirá tu factura de luz y hará que tu casa reduzca drásticamente su huella medioambiental. Cambiar las ventanas es otra gran elección para mejorar el aislamiento: elige unas con doble o triple cristal.

Como ves, el cambio empieza por uno mismo por eso te animamos a seguir alguno de estos consejos para disfrutar de un hogar más sostenible.

Comments are closed.

¿Cómo podemos ayudarte?


Suscríbase a nuestro newsletter

Autorizo la comunicación de mis datos a las empresas del Grupo para la remisión de información acerca de las actividades, servicios y soluciones empresariales. Estoy de acuerdo con la política de privacidad y las condiciones legales

Please don't insert text in the box below!

Su suscripción se ha realizado correctamente.