Durante los meses de invierno, cuando el frío es más intenso, es muy importante garantizar que el funcionamiento de la calefacción sea el adecuado, para así disponer siempre de la mejor temperatura en el hogar, oficina o lugar de trabajo.

Cuando una caldera pierde agua el sistema de calefacción deja de trabajar de manera eficiente, afectando negativamente a su rendimiento. Incluso es posible que deje de calentar si la pérdida es muy grande, produciendo una avería incluso más grave si no se subsana a tiempo.

Por qué se producen las fugas de agua en un circuito de calefacción

Las pérdidas de agua en el circuito de calefacción es una de las averías más comunes, normalmente producidas por agentes externosmala calidad o características propias de los materiales o por una instalación inadecuada.

Las principales fugas se producen en las uniones (en las válvulas, Ts o collarines, por ejemplo) o en roturas que se puedan generar en las propias tuberías.

También es habitual que se produzcan fugas en circuitos antiguos debido al tiempo transcurrido que dañan a los materiales.

Cómo detectar las fugas de agua en las tuberías de tu calefacción

Localizar una fuga de agua del circuito de calefacción no es difícil si se está atento a detalles como charcos de agua bajo la caldera o los radiadores, o si aparecen manchas de humedad en las paredes. Si se tiene controlado por donde va el circuito del agua es más sencillo valorar si se está sufriendo una fuga de agua en las tuberías de tu calefacción.

Aparte de la simple observación del circuito del agua de la calefacción, también se pueden detectar las fugas utilizando la termografía. Utilizando los aparatos termográficos (cámaras termográficas) apropiados se puede calcular la temperatura existente entre dos puntos del circuito. En caso de que la diferencia entre ambas sea muy grande, habrá una fuga en algún punto del recorrido.

Otras formas de encontrar fugas en el circuito de calefacción y en los radiadores de agua es mediante el uso de distintos gases (como el gas trazados y el geófono), o con un escáner de humedad.

Combinando estos sistemas se puede precisar el punto de la pérdida para aplicar las medidas necesarias y corregirlo.

Cómo actuar ante una fuga de agua en el circuito

Si se detecta una fuga de agua en el radiador, caldera o circuito de la calefacción es necesario realizar una serie de acciones.

  1. En primer lugar, por seguridad es mejor cortar el suministro eléctrico para evitar daños colaterales causados por posibles cortocircuitos.
  2. El siguiente paso será cerrar la llave de paso del agua para evitar que se siga perdiendo agua.
  3. Contactar con un equipo de profesionales como masaGas
  4. Con la llave cerrada se vacía toda el agua que contenga el circuito.
  5. En este momento ya se pueden acometer las acciones necesarias para reparar la fuga o rotura.

 

Hemos visto cómo detectar fugas de agua en tuberías de calefacción y qué se debe hacer si hay pérdidas de agua. Es importante estar atentos y observar periódicamente el sistema de calefacción para poder localizar cualquier pérdida y proceder a su reparación.

Contar con los servicios de una empresa profesional con años en el sector, es la mejor forma de mantener el circuito, la caldera y los radiadores en perfecto estado, y minimizar los posibles problemas como son las fugas de agua.

Compartir en: