Escoger el sistema de calefacción más eficiente para una instalación resulta muy importante, ya que supone un gasto considerable todos los meses, en especial si nos encontramos en una zona fría.

Esto resulta aún más importante en estos días, ahora mismo es fundamental debido a dos razones principales:  La primera de ellas es la tendencia al alza del coste de la energía y, en segundo lugar, la transición energética hacia energías más limpias, algo que no podemos pasar por alto, especialmente en las nuevas instalaciones. Estas circunstancias seguramente acabarán por hacer desaparecer los sistemas de calefacción que no sean suficientemente eficientes o limpios en un futuro no muy lejano.

Contents

¿Qué es un sistema de calefacción eficiente?

Saber qué calefacción resulta más eficiente no siempre es sencillo. En resumen, un sistema de calefacción eficiente es aquel que es capaz de ofrecer mayor calor con el menor consumo energético.

Ahora bien, es posible que en una zona fría la calefacción más eficiente sea una caldera de pellets pero, a su vez, esta puede no ser viable en una oficina en donde no pueda haber una persona dedicada a cargarla y limpiarla todos los días.

Por eso, a la hora de buscar el sistema de calefacción más eficiente hay que tener en cuenta varios factores, como el tamaño de la instalación, la calificación energética del sistema, su nivel de contaminación, el coste del mantenimiento, etc.

¿Qué sistema de calefacción es el más eficiente?

Existen diferentes sistemas de calefacción, pero lo cierto es que determinar el más eficiente para cada instalación dependerá en parte de las circunstancias de la misma.

Bomba de calor

Funcionan mediante electricidad y, pese a que el precio de la electricidad se encuentra al alza, están logrando grandes avances en la eficiencia energética de estos equipos, por ejemplo gracias a la introducción de gases refrigerante más eficientes, como el R32.

Es una calefacción eléctrica más eficiente que los clásicos radiadores, ya que aquí se saca parte de la energía necesaria del propio aire exterior, de forma que se trata de un sistema que puede llegar a ahorrar mucha electricidad en climas menos fríos.

Además, se trata de un sistema utilizable durante todo el año, pues sirve tanto para dar calor como para aportar aire frío en verano.

Aerotermia

Cuando se habla de calefacciones que utilizan la electricidad para funcionar no hay nada más eficiente que la aerotermia. De hecho, se puede decir que se trata del sistema de calefacción más eficiente del mercado, aunque tiene sus inconvenientes.

Su principal inconveniente de la aerotermia es su coste de instalación, puesto que como mejor funciona es con el suelo radiante, lo que para instalaciones más antiguas significa realizar obras que suponen una mayor inversión que con el resto de sistemas, sin embargo esto no significa que no se pueda rentabilizar gracias a su reducido consumo energético.

Calefacción a gas

Si ya existe una instalación de gas natural, este es uno de los tipos de calefacciones más eficientes del mercado, ideal para las zonas más frías, ya que el clima no afecta en su rendimiento como ocurre con los sistemas anteriores que utilizan bombas de calor. Si desea realizar una nueva instalación de gas natural o de calefacción no dude en contactar con nosotros para ofrecerle presupuesto gratuito y sin compromiso.

En este momento es normal buscar el sistema de calefacción más eficiente, con el fin de conseguir un ambiente a una temperatura adecuada sin necesidad de pagar una factura energética desproporcionada. Hay varios muy eficientes, de modo que la elección dependerá del tipo de instalación, del clima y las preferencias del usuario.

Compartir en: