Compartir en:

Llega el invierno y suele acompañarlo el aumento de la factura del gas o la electricidad. Este cambio no resulta para nada agradable, pues aumenta los gastos del hogar y obliga a pensar en la mejor manera de preparar el hogar para la temporada de frío. Pero, ¿es posible ahorrar calefacción?

Lo es, si preparas adecuadamente la casa para la llegada del invierno. Ahorrar calefacción es posible aislando mejor ciertas áreas del hogar, sellando las ventanas que dan el exterior, cerrando puertas o proteges las tuberías.

Elevado consumo energético

En ciertas épocas del año el consumo de energía es mucho más elevado, sin duda, una de ellas es el invierno y sus olas de frío.

En estos meses se producen picos en la demanda, debido esencialmente al uso de la calefacción.

Ahorrar calefacción es algo que puedes hacer con sólo bajar unos cuantos grados la caldera, usar adecuadamente los radiadores o aprovechar la luz solar.

¿Qué hacer?

  • El calor se fuga por los huecos mal aislados, como puertas y ventanas.Por esta razón es recomendable colocar vidrios de doble aislamiento o cortinas gruesas.
  • Cuidado con las corrientes de aire. Lo recomendable es colocar masilla resistente al agua en las áreas exteriores de la vivienda.
  • Si tienes en casa habitaciones vacías es mejor cerrarlas porque son zonas que no necesitan calefacción.
  • En otoño, cuando las hojas caen, obstruyen las canaletas. Debes limpiarlas antes del invierno porque este tipo de residuo mantiene el hielo en el techo de las casas.
  • Bajar unos cuantos grados la caldera puede representar un ahorro entre el 6 y 10% de la factura de energía. Esto es necesario ya que muchas veces es posible reducir notablemente el gasto regulando correctamente la temperatura.
  • El uso adecuado de los radiadores puede disminuir tus gastos de energía. Debes evitar cubrirlos con objetos o muebles que interfieran con la difusión del calor.
  • Aprovecha el calor del sol en tu hogar. Cuando la casa reciba luz solar quita todos los obstáculos que impidan la entrada de los rayos solares. Abre cortinas y persianas, eso sí, sin abrir ninguna ventana para que el calor recibido se quede en casa.

Beneficios de prepararse para el invierno

  • Cuando mantienes una temperatura constante y no muy elevada en tu hogar durante el invierno, de unos 21ºC aproximadamente, logras un buen ahorro en el consumo de energía.
  • Instalar ventanas de doble acristalamiento te ayuda a preparar tu hogar para el invierno.
  • Cuando proteges las tuberías envolviéndolas con aislamiento de espuma o cinta, evitas que se congelen y que puedan estallar. Es una buena manera de prepararse para el invierno.

En conclusión, evitar sustos en las facturas de energía es perfectamente posible. Puedes ahorrar calefacción si eres eficiente y responsable con tu consumo energético y llevas a cabo todas las recomendaciones de este post.

 

Comments are closed.

¿Cómo podemos ayudarte?


Suscríbase a nuestro newsletter

Autorizo la comunicación de mis datos a las empresas del Grupo para la remisión de información acerca de las actividades, servicios y soluciones empresariales. Estoy de acuerdo con la política de privacidad y las condiciones legales

Please don't insert text in the box below!

Su suscripción se ha realizado correctamente.