Sistemas de calefacción: cuál es el mejor para tu hogar

Compartir en:

Se calcula que el 60 % de los hogares españoles tienen sistemas de calefacción para obtener confort en casa en los meses de invierno. Entre los más utilizados están las estufas o radiadores, pero hay sistemas más innovadores y sostenibles para aumentar la sensación térmica en los meses más fríos del año.

Habría que tener claro, en primer lugar, que es un sistema de calefacción. Desde un punto de vista global, se designa con este concepto al método que aporta calor a algo o alguien, con el objetivo de elevar su temperatura. En una casa, esta debe oscilar entre los 20 y los 21 °C de día o los 15 °C y 17 °C de noche. Veamos cómo se consigue.

Sistemas de calefacción para casas

Los equipos de calefacción para casas son muy variados. Cada uno tiene sus ventajas, pero la elección depende de la sensación térmica que se registre y de los meses que dure el frío, entre otros factores. Es normal, por ejemplo, que se instalen diferentes tipos de calefacción en el sur o en el norte, por la diferencia de temperaturas mínimas y por el tiempo que dura el frío.

Dicho esto, exponemos cuáles son los tipos de calefacción para casas más habituales en España:

1. Gas natural

Los sistemas de calefacción con gas natural se basan en circuitos de agua cerrados cuyo elemento principal son las calderas. Están entre los sistemas más habituales, calientan con mucha rapidez y son limpias, requieren de revisiones periódicas y hay que purgarlas al menos una vez al año.

2. Caldera de gasoil

La llegada del gasoil como combustible alternativo a la gasolina o el gas causó mucha expectación, y su uso no se limitó a los coches. Sus principales ventajas son la independencia de las redes de suministro, la rapidez con la que calienta y que consumen menos, siendo más eficientes. Sin embargo, el precio del gasoil es alto.

Este tipo de combustible está cayendo en desuso en la actualidad, gracias a la aparición de otros sistemas menos contaminantes como la aerotermia.

3. Bomba de calor

En esencia, la bomba de calor es una máquina que transfiere energía de un ambiente a otro. Es eficiente, no emite gases ni humos y resulta segura. Pero para su funcionamiento requiere electricidad, que en la actualidad está bastante cara.

4. Radiador eléctrico

Son aparatos individuales que, simplemente, se enchufan a una toma de corriente para generar calor. Pueden resultar económicos de adquirir, no requieren instalación alguna y se pueden cambiar fácilmente de habitación, pero solo proporcionan una fuente limitada de calor y consumen mucha energía. Por eso se usa en segundas residencias o en lugares donde no hay muchos meses de frío.

5. Biomasa

Las calderas de biomasa funcionan a través de la combustión de desechos orgánicos, como pellets o leña. Son ecológicas, eficientes y permiten aprovechar bien el espacio. Sin embargo, necesitarás tener hueco para almacenar el material combustible y los costes de instalación suelen ser mayores.

Cómo elegir los mejores sistemas de calefacción para tu hogar

Para la instalación de sistemas de calefacción para casa o en habitación se necesita un análisis exhaustivo. ¿Qué se debe tener en cuenta? Lo vemos.

  • Dificultad y coste de instalación. Solicita claridad en la ejecución y en el presupuesto. Si este es elevado, piensa bien si merece la pena. Si vives en un lugar donde no se registran temperaturas mínimas demasiado bajas, puedes optar por algo más económico.
  • Ahorro. La energía de la que se provea el sistema para generar calor resultará determinante para la factura. Además, aparatos como las calderas vienen con una etiqueta de eficiencia energética que también conviene que consultes.
  • Costes de mantenimiento. También debes tenerlos en cuenta a la hora de calcular su precio. Ya has visto que algunos sistemas necesitan revisión periódica.
  • Confort térmico. Hay sistemas capaces de proporcionar un calor uniforme con más efectividad que otros.

 

En definitiva, hay sistemas de calefacción muy variados en cuanto a fuentes de energía, funcionamiento y rendimiento. Para elegir uno, debes tener en cuenta variables como la instalación y el coste, además del comportamiento que tendrá el sistema en relación con las características de tu hogar.

Si estás pensando en adquirir un nuevo equipo o quieres reparar el que ya tienes, ponte en contacto con nosotros. ¡Resolveremos todas tus dudas y te aconsejaremos lo mejor!

Leave A Comment

¿Cómo podemos ayudarte?






    Suscríbase a nuestro newsletter

    Autorizo la comunicación de mis datos a las empresas del Grupo para la remisión de información acerca de las actividades, servicios y soluciones empresariales. Estoy de acuerdo con la política de privacidad y las condiciones legales

    Please don't insert text in the box below!

    Su suscripción se ha realizado correctamente.